La Real Sociedad le dio trabajo a un vagabundo que dormía cerca del Estadio de Anoeta desde hace ocho meses.