El técnico aseguró que el marfileño sólo volvería a jugar si su agente pedía disculpas por sus dichos. Sin embargo, la polémica está lejos de terminar.