Douglas Pereira se "amotinó" en las oficinas de los culé cuando le avisaron que tenía todo listo para irse al Sporting de Gijón.