Características físicas, diminutivos del nombre o alguna virtud o defecto. Esas suelen ser las principales razones que generan el apodo de alguna persona. Pero ninguno de estos dio origen al sobrenombre de una de las grandes promesas del fútbol mexicano: Jesús Manuel Corona.

A sus cortos 23 años, el delantero de la selección azteca ha tenido un meteórico ascenso en su carrera y de estar en 2011/12 dando sus primeros pasos en Monterrey, ahora ya brilla en Europa y en la temporada pasada, luego de un paso por el Twente, fichó por el Porto, donde jugó 28 partidos y marcó ocho goles. "Tecatito", como es conocido, se hizo mundialmente famoso y más aún ahora que está brillando en la Copa América Centenario con la camiseta del Tri y por el golazo que le convirtió a Venezuela para decretar el empate a un tanto.  

Pero, ¿de dónde viene su sobrenombre? Muchos pueden pensar que es por su gusto por la cerveza, ya que una de las marcas más famosas en México es Tecate. Sin embargo, el propio delantero ha reconocido que no es así y que odia aquella bebida alcohólica. 

Entonces ¿por qué le apodaron Tecatito? La historia se remonta a sus inicios en el fútbol, cuando jugaba por Rayados, y es por una razón netamente comercial. En aquel entonces, Monterrey era auspiciado por la cervecería Cuauhtémoc Moctezuma y la marca que aparecía en su camiseta era el de "Carta Blanca".

Por eso, encontraban contraproducente que apareciera el nombre "Corona", marca de cerveza de la competencia, en la camiseta y que cada vez que Jesús Manuel hacía un gol se gritara por los altoparlantes del Estadio Tecnológico "Gol de Corona", haciéndole publicidad gratuita a la marca de cerveza de la competencia. Los dirigentes buscaron una solución y decidieron bautizarlo como Tecate, otra de las marcas producidas por Cuauhtémoc Moctezuma, pero su baja estatura derivó en que sea llamado Tecatito. El problema a nivel de marketing estaba solucionado, pero al pequeño delantero le habían robado su apellido.

"Me lo pusieron por la marca, pero lo importante es hacer las cosas bien y no importa cómo me llamen. Me quiero destacar en mi club y en la selección", reconoció un resignado Corona. Ahora que ya está lejos de Monterrey, el delantero puede lucir tranquilamente su nombre en la espalda de su camiseta, aunque ya se hizo famoso como "Tecatito". Un apodo ligado a la publicidad que seguramente se mantendrá en el tiempo.