Los Citizens compraron a Benjamín Garré desde Vélez, pero en Argentina los denunciaron a la FIFA por convencerlo cuando tenía sólo 15 años.