El Scratch y la Albiceleste protagonizarán una nueva versión del Clásico de América