Como una bola de nieve, el escándalo de corrupción de la FIFA no se detiene y cada vez se hace más grande.

Hoy, la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, dio una conferencia de prensa en la que anunció que la investigación por corrupción, sobornos y lavado de dinero ha inculpado a 16 dirigentes más.

Además de los acusados, Lynch confirmó la detención en Suiza del paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de la Concacaf.

"No escaparán. A todos los que piensan que pueden evadir la justicia, sepan que no lo lograrán", indicó la fiscal estadounidense. "Son dos generaciones de dirigentes que conspiraron para pedir millones de dólares en sobornos", continúo.

Sin embargo, Lynch indicó que aún no hay cargos ni evidencias que inculpen al expresidente de la FIFA, Joseph Blatter, aunque la "investigación continuará".

Además, la fiscal aseguró que Sergio Jadue, uno de los directivos de Conmebol y hasta el mes pasado presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile,  aceptó la responsabilidad en los hechos en los que se les acusa y fue liberado bajo fianza.

Otro hecha a resaltar es que el expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, se declaró culpable de fraude en transferencia bancaria y conspiración de soborno y aceptó entregar los fondos que tiene en su cuenta del Swiss Bank.

En la galería de fotos encontrarán a los 16 nuevos acusados del escándalo de la FIFA.