Algo que pocas veces se ve en el fútbol ocurrió en la Liga de Turquía.

En un extraño duelo, Galatasaray y Trabzonspor igualaban 1-1 a los 86 minutos.

Entonces, el delantero de Galatasaray, Umut Bulut, ingresó al área y recortó al belga Luis Pedro Cavanda, quien barrió y derribó a su rival.

El árbitro no dudó, marcó penal y expulsó a Cavanda. La decisión no agradó a los hombres del Trabzonspor y se fueron encima del réferi Deniz Ates Bitnel.

En el alboroto, el árbitro perdió la tarjeta roja. La cartulina fue levantada por Saith Dursun. El lateral pensó en "mostrar el cartoncillo" a Bitnel, pero su idea no gustó al hombre que imparte justicia y expulsó al defensa.

Al final, Salcuk Inan marcó el 2-1 para Galatasaray y el Trabzonspor teriminó el duelo con siete futbolistas en la cancha.