El capitán del mítico equipo brasileño a los 72 años tras sufrir un infarto.