Marco Scaravelli tenía el sueño de llegar a convertirse un gran piloto que dominara las pistas de motociclismo como lo hacen sus ídolos, Valentinto Rossi, Jorge Lorenzo y Marc Márquez.

Con apenas seis años de edad ya se había iniciado en las minimotos, pero el pasado 10 de julio tuvo un fuerte accidente en la pista de Racing Park de Viadana, en el norte de su natal Italia, que terminó con su vida a causa de las fuertes heridas que causó el choque.

El pequeño Marco y su padre Cristian Scaravelli habían finalizado los entrenamientos y empujaban la moto con rumbo a la salida de la pista, cuando de forma accidental el papá tiró del cable para encender el motor de la moto, que se fue directo a una puerta, con el niño a bordo.

Luego de que su padre tirara de forma accidental el cable para encender la moto

Luego de que su padre tirara de forma accidental el cable para encender la moto

Vía facebook.com/cristian.scaravelli

Foto:

El accidente provocó fuertes heridas en brazos y piernas y, a pesar de que Marco portaba el casco, no se pudo evitar el fatal desenlace.

Siete días después del accidente, Marco falleció a causa del fuerte impacto.

Sin embargo, el padre del niño decidió donar cinco órganos de su hijo para salvar las vidas en peligro de otros pequeños.

"Marco ha luchado con todas sus fuerzas en los últimos siete días. Los médicos han hecho todo lo posible para salvarlo. Marco siempre ha sido un niño feliz, alegre y generoso, pero hoy se ha superado. Marco ha decidido donar su segundo riñón, el hígado, los pulmones y el corazón. Gracias a Marco cinco familias tendrán una esperanza. Gracias a Marco cinco niños pueden comenzar una nueva vida", escribió Cristian en su cuenta de Facebook.

Vía facebook.com/cristian.scaravelli

Foto:

Este martes 19 de julio, el pequeño Marco fue despedido en Dosolo, su pueblo natal que se encuentra a 10 kilómetros del lugar del accidente. En el conmovedor desfile se reunieron cientos de personas de la región de Lombardía.

El accidente no pasó desapercibido para el gobierno de la ciudad. El alcalde de Dosolo, Vicenzo Madeo, decretó dos días de luto en el pueblo.