Es una realidad que a los futbolistas les gusta vivir bien y con comodidad.

Las grandes estrellas del balompié mundial gastan parte de su fortuna en un lugar reconfortante para disfrutar sus horas de descanso o como una forma inversión a largo plazo.

Es así como Cristiano Ronaldo adquirió un hotel en la zona más exclusiva de Montecarlo, en Mónaco, por 140 millones de euros.

La compra del crack del Real Madrid se suma a la hecha en agosto de 2015. El luso negoció con el millonario Alessandro Proto un ático en el centro de Nueva York, en la llamada Torre Trump por 17millones de euros.

Miren a continuación las mansiones más valiosas de los futbolistas: