El técnico español fue ligado a los merengues para reemplazar a Rafael Benítez a principios de año, pero no aceptó la propuesta.