Joana Costa sabía que estaría presente en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

La brasileña es especialista en salto con garrocha, pero debido a que tiene una compatriota que supera sus máximas marcas, había planeado estar cerca de los mejores atletas del mundo en un rol muy especial: el de voluntaria.

Pero hace un par de semanas, la deportista de 35 años recibió una llamada que la emocionó tanto que lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas. ¿Qué le comunicaron? Que sí participará en la prueba de salto con pértiga en Río 2016.

Le confirmaron que tenía la marca mínima para competir en salto con garrocha

Le confirmaron que tenía la marca mínima para competir en salto con garrocha

Getty Images

Foto:

Hace unos días, Costa superó el listón de 4.5 metros y batió su propia marca; momentos después la Federación Brasileña de Atletismo le confirmó que contaba con la marca mínima para formar parte de la delegación que representará al país anfitrión en los primeros Juegos que se celebrarán en América del Sur.

Así, Joana, quien pensaba disfrutar los Juegos Olímpicos como parte del staff de Río 2016, ahora tendrá la oportunidad de estar dentro de la pista.

“Toda mi vida he soñado con competir en unos Juegos. Y la verdad es que ya había perdido la esperanza de hacerlo en Río, así que había comprado entradas para el salto con garrocha masculino y femenino”, reveló. “Cuando me clasifiqué, no lo podía creer, estoy tan contenta… Mi familia usará mis entradas”, dijo la atleta brasileña al sitio oficial de los Juegos Olímpicos.

La oriunda de Sao Paulo confesó que antes de competir en salto con garrocha, deseaba ser una gimnasta de elite como Nadia Comanecci.

En unos días cumplirá su sueño que tiene desde pequeña.

En unos días cumplirá su sueño que tiene desde pequeña.

Getty Images

Foto:

“Era mi referencia. Durante años me decía a mí misma que si trabajaba duro, yo también llegaría a unos Juegos Olímpicos”, indicó Costa.

Hace ocho años estuvo a punto de cumplir su sueño y participar en Beijing 2008, pero se quedó a solo cinco centímetros de la marca mínima. Desde entonces se prometió que trabajaría y entrenaría tan fuerte hasta llegar a una cita olímpica, algo que cumplirá en solo unos días.

La competición de salto con garrocha tendrá lugar el 16 de agosto en el Estadio Olímpico y la final se realizará el 19 de agosto.