Mourinho recién lleva una semana como técnico de Manchester United, pero ya podría tener su primer problema. Es que el técnico se reencontró en Old Trafford con Juan Mata, un jugador que desechó cuando estaban en Chelsea y que, precisamente, lo vendió a los Diablos Rojos, y ahora tendrá que ver que decisión toma: dejarlo o venderlo.

El problema puede no parecer tan grave para un técnico frontal como The Special One y que podría fácilmente tomar la determinación de venderlo, pero la situación no es tan simple y se complica por la buena relación que tiene el español con sus compañeros y los hinchas. 

Es que, según informa el diario Manchester Evenings, Juan Mata es uno de los jugadores que más quiere el plantel y también los fanáticos, por lo que no verían con buenos ojos que lo vendan y podría generar un quiebre del camarín con el técnico en apenas una semana de trabajo. 

Y tal como dijo Mourinho en su primera conferencia de prensa, quiere tener a sus jugadores felices. "Si hay algo que destaco de mí es que los jugadores de mi equipo siempre están felices", dijo en su presentación en el club, pero abrió la puerta a la salida de cualquiera si es que no están conformes: Imagínate si en el primer partido no selecciono a alguien, él se desilusiona y tendrá la chance de irse para buscar opciones".

Este sería el caso de Juan Mata, a quien José Mourinho le abriría las puertas para irse y así no tenga que aguantar que está fuera de sus planes. Aunque la decisión no guste, todos saben que el técnico portugués no es populista en sus determinaciones.