Adrián González, primer base de Los Ángeles Dodgers, decidió no dormir en un recinto hotelero del candidato a presidente de Estados Unidos.