El jugador de rugby francés, Jonathan Best, se cansó de calentar la banca de su equipo y no encontró mejor forma que anunciarse en la web.