El joven guardameta Jamal George nunca olvidará la forma en la que lo hizo debutar Jürgen Klopp con el primer equipo del Liverpool.

Los "Reds" disputaban un partido amistoso ante Huddersfield y el técnico alemán había realizado todos los cambios con los que disponía hasta el segundo tiempo del encuentro.

Al minuto 66, Lucas Leiva salió lesionado y en lugar de disputar el resto del encuentro con 10 hombres, Klopp recurrió al arquero de 18 años.

El exentrenador del Borussia Dortmund le pidió que se retirara los guantes y se cambiara el uniforme para entrar al campo como delantero.

George tuvo una buena actuación que asombró a los hinchas del “equipo que nunca camina solo”. Contó con un par de jugadas que falló ante la portería contraria e, incluso, los hinchas pidieron que tirara un penal para cerrar con broche de oro, algo que al final realizaría Alberto Moreno.

Por cierto, Liverpool venció 2-0 a su rival en el duelo de preparación de cara al inicio de la Premier League.