Islandia derrotaba a Inglaterra en los octavos de final de la Eurocopa y nadie lo podía creer. Lo que podría haber sido la historia de una película de ciencia ficción se transformó en realidad este lunes, cuando la sorprendente selección islandesa venció por 2 a 1 a los ingleses, gracias a los tantos de Ragnar Sigurdsson y Kolbeinn Sigthorsson y la complicidad de Joe Hart en el segundo tanto islandés. 

Mientras toda la escasa población islandesa, poco más de 300 mil habitantes, celebraba el histórico paso a cuartos de final, en Inglaterra seguían sin creer que la debutante selección los dejaba fuera de la Eurocopa 2016. Una eliminación que causó la furia de los hinchas y la prensa inglesa, quienes aplaudieron la renuncia del entrenador Roy Hodgson. 

Fue así como el Daily Mail, por ejemplo, calificó de "humillados" a su selección y asegurío que "sufrió una derrota vergonzosa por el pez más pequeño en el torneo". 

"Derrotado por Islandia: un país con la población del tamaño de Leicester. Derrotado por Islandia: un equipo con un entrenador a tiempo parcial y una cultura de fútbol a tiempo parcial. Derrotado por Islandia: un equipo que nunca antes jugó una ronda eliminatoria en un torneo", agregó el diario británico sobre la sorpresiva eliminación ante una selección de un paísque sólo tiene 100 futbolistas profesionales. 

The Times siguió la línea del Daily Mail y aseguraron que "tras 959 partidos fue la derrota más humillante de la historia de Inglaterra. Perdimos contra un país de 300.000 habitantes, entrenado por un dentista. Anoche, Inglaterra dejó ser un equipo de fútbol para convertirse en un hazmerreír. Fue un fútbol sin vida, plagado de individuos con pánico", calificó el diario la derrota de 2-1 ante Islandia". 

Es que el medio inglés no miente y uno de los entrenadores de Islandia, Heimir Hallgrimsson, fue entrenador a medio tiempo desde sus inicios de carrera en 1993 y el resto de su día lo ocupaba para desempeñarse en su profesión de dentista. Todo esto hasta que llegó a la selección en 2013 y le dedicó más tiempo al fútbol, pero sin dejar de lado su profesión. 

Solía trabajar de dentista desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde, antes de entrenar al IBV desde las cinco. Toda mi jornada era trabajar. Cuando comencé a trabajar con la federación, empecé a ir menos a la clínica y este año casi no he ido”, dijo Hallgrimsson, quien comparte el cargo de entrenador junto al experimentado sueco Lars Lagerback.

Por eso, las críticas a Inglaterra fueron aún más duras y The Mirror concluyó: "Brrrexit Hodgson. Humillación total. Hay tres cosas que son seguras en la vida: la muerte, los impuestos y las actuaciones mediocres de los ingleses en grandes torneos. El ego de los jugadores obliga a la nación a luchar para desarrollar un vínculo o sentir compasión con muchos de ellos. Demasiado famosos, demasiado importantes, demasiado ricos, demasiado arrogantes para aceptar la velocidad y la lucha al enfrentarse a una de las naciones más pequeñas de fútbol europeo. Esto es Inglaterra".