Aún no comienza la temporada de José Mourinho al mando del Manchester United y el técnico luso ya tuvo un primer conflicto fuera de la cancha.

El exentrenador del Chelsea y Real Madrid sufrió un intento de robo en su casa, valuada en 30 millones de euros, mientras veía la final de la Eurocopa 2016.

Según revela el periódico británico "The Sun", "The Special One" llegó a su hogar después de ver el triunfo de Andy Murray sobre Milos Raonic, en la final de Wimbledon.

Getty Images

Foto:

El director técnico portugués se dispuso a ver la final de la Euro 2016, en que la selección de su país se impuso 1-0 a Francia, para obtener su primer campeonato internacional.

Fue durante el encuentro cuando un ladrón intentó colarse por el sótano de la casa. Afortunadamente, una encargada de la limpieza se encontró con el hombre, mientras planchaba la ropa de la familia de "Mou".

La mujer comenzó a gritar, con lo que alertó a los miembros de seguridad, que aparecieron por detrás del asaltante para cortale el paso de su huida.

El personal de seguridad detuvo al hombre de 25 años, de nacionalidad rumana, mientras "The Special One" y su esposa Matide Faria observaban desde una de las ventanas de la casa.

El asaltante admitió los hechos y fue condenado a un mes de prisión.

Getty Images

Foto:

Ya en los temas deportivos, el fin de semana José Mourinho debutó en el banquillo de los "Red Devils" en un partido de práctica.

En su primer encuentro en el timón del "Man U", el técnico luso y su combinado vencieron 2-0 al Wigan Athletic, con anotaciones del canterano William Keane y el joven Andreas Pereira al minuto 49 y 58, respectivamente.

Durante el encuentro destacó la presencia de Juan Mata, uno de los futbolistas que se encuentran en la lista negra de "Mou", quien tuvo actividad durante 45'. El español, que parece tiene las horas contadas en la escuadra inglesa, podría tener una última oportunidad de mostrarse en la pretemporada y cambiar las intenciones del técnico lusitano.