Durante su gira por Argentina, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confesó que él y sus hijas tienen una gran admiración por Lionel Messi.

"Malia y Sasha ya conocieron al Papa Francisco, ahora buscan tener un encuentro con Messi", indicó el mandatario estadounidense.

Desafortunadamente, las descendientes de Obama no lograron conocer a la "Pulga" debido a que el crack del Barcelona se encontraba en Chile para afrontar un partido eliminatorio con la "Albiceleste" ante la "Roja".

Pero "Leo" se dio tiempo para responder la petición del presidente de Estados Unidos.

"Claro que me sorprende. En el caso de que ocurra el encuentro, el orgullo de conocerlo a él y a sus hijas será mío", indicó Messi, después de la victoria de los pupilos de Gerardo Martino sobre el campeón de la Copa América 2015