No conformes con ser eternos rivales en el terreno de juego y las repetitivas comparaciones por aficionados y medios de comunicación, ahora Cristiano Ronaldo y Lionel Messi eligieron el mismo lugar para relajarse y vacacionar antes de reportarse con sus respectivos clubes.

Los mejores futbolistas de la actualidad se inclinaron por el mar de Ibiza para tomar fuerza y energía al lado de sus familias. Lo curioso es que ambos son separados por escasos metros de distancia a bordo de lujosos yates que comparten con sus seres queridos.

Primero llegó Lionel Messi al lado de su pareja Antonella Roccuzzo y sus hijos, que optó por continuar con sus vacaciones en el mar Mediterráneo, después de pasar un tiempo en las Bahamas y aún dolido por el penal fallado en la final de la Copa América Centenario.

Las vacaciones de Lionel Messi y su familia

Las vacaciones de Lionel Messi y su familia

Grosby Group

Foto:

Este 14 de julio arribó Cristiano Ronaldo junto a su madre Dolores Aveiro, su hijo Cris Jr y sus hermanas, para continuar con los festejos por el título en la Eurocopa 2016, el primero que consigue la Selección de Portugal.

Debido a que ambos cracks se pasean en lujosos yates, las comparaciones fueron inevitables. ¿Cuál de las dos embarcaciones es más lujosa? Así como el luso ya conquistó un campeonato con su representativo nacional, este duelo también lo ganó.

El MY Asciari de “CR7” es más costoso que el Seven C que rentó la “Pulga”. El lusitano desembolsó 90 mil euros por tener el yate a su disposición durante una semana, mientras que la estrella del Barcelona tuvo que pagar menos: 47 mil euros por semana.

Las vacaciones de Cristiano Ronaldo y su familia

Las vacaciones de Cristiano Ronaldo y su familia

Grosby Group

Foto:

La embarcación de Cristiano también es más grande. La figura del Real Madrid cuenta con un yate de 36.5 metros de largo, mientras que el de “Leo” es de 28 metros. Ambas embarcaciones fueron construidos en 2003 y tienen una capacidad de 10 personas.

Como parte de la tripulación, Messi tiene a un prestigioso cocinero, mientras que el “Comandante” es atendido por un especialista en cócteles y una profesora de yoga.

Es claro que el barco del luso es más lujoso, pues en el garage, además, cuenta con drones, una plataforma de baño flotante, bicicletas eléctrias y un equipo de golf.