La Copa Sudamericana está cada vez más cerca y ya comienza la cuenta regresiva para el partido entre Deportivo Lara y Junior, que dará inicio al torneo el próximo 9 de agosto en Venezuela. Luego de realizado el sorteo la semana pasada en Santiago de Chile, la primera fase del campeonato quedó definida y el camino hacia el título ya está trazado. 

Además del incentivo por ser campeones del torneo, los equipos tendrán otro aliciente para ganar: los nuevos premios económicos que anunció la Conmebol. Tal como había señalado el presidente del organismo, Alejandro Domínguez, en el sorteo, las bonificaciones por ir avanzando de fase y quedarse con el título tienen un importante aumento con respecto a la edición 2015, alcanzando un promedio de un 72 por ciento. 

Por ejemplo, por participar en la primera ronda, la que comienza el 9 de agosto, los clubes recibirán 250 mil dólares, cien mil más que en la edición 2015. En tanto, el monto asciende a 300 mil dolares en la segunda fase y en octavos de final a 375 mil dólares, superando largamente los 225 mil del año pasado. 

Los suculentos premios son aún mayores desde los cuartos de final en adelante: 450 mil dólares para la ronda de los ocho mejores (300 mil en 2015), 550 mil a cada semifinalista (360 en la edición del año pasado) y un millón de dólares para el vice campeón (550 mil en 2015). En tanto, el campeón se llevará un premio de dos millones de dólares y recaudará un total de 3.925.000, muy superior al millón doscientos mil que se llevó Independiente de Santa Fe por ser campeón el año pasado, que cosechó un total de 2.385.000.

De esta forma, la cantidad total de premios repartidos por la Conmebol alcanzará los 31 millones 800 mil dólares y supera ampliamente los 18 millones 490 mil que se repartieron en 2015, además de dar la opción de pedir un adelanto del 50% del premio que se entrega por participar.