Gonzalo Higuaín es una de las grandes vedettes del mercado de pases de Europa. El delantero volvió en Napoli al nivel que tuvo en algún momento en Real Madrid y asombró con sus 36 goles en la temporada 2015/16 de la Serie A, lo que le permitió romper el récord de más tantos en una temporada italiana y sobrepasó a Gunnar Nordahl con sus 35 anotaciones en 1949/50.

Por eso, los clubes interesados no se demoraron en aparecer y Juventus, pese a que no ha hecho una oferta formal, es el equipo que lo quiere fichar para la temporada 2016/17. Sin embargo, la gran traba es el alto monto que exige Napoli por su carta: el pago de los 94 millones de su cláusula de rescisión. Los napolitanos ya avisaron que no le bajarán el precio y la Vecchia Signora aseguró que no pagará el monto completo, aunque estarían buscando una fórmula de entregar un monto en dinero y el resto en jugadores. 

Pero los antecedentes no están a favor de Juventus, ya que los napolitanos rechazaron hace un tiempo una oferta de este tipo. Atlético de Madrid era uno de los equipos que quería ficharlo y realizó una propuesta para conseguir su carta, peor no fue aceptada. 

"El presidente del Atlético de Madrid me llamó hace un mes ofreciendo 60 millones de euros más dos o tres jugadores, pero le dije que no podía ser", señaló Aurelio de Laurentiis, presidente de Napoli, sobre la negativa de vender a Gonzalo Higuaín. 

La situación no tiene cómodo a Pipita, quien quiere salir de Napoli y no estaría conforme con que estén pidiendo la totalidad de la cláusula para venderlo. Es que, pese a que jugará la Champions League con los napolitanos, espera un nuevo desafío. Ante este panorama, De Laurentiis le mandó un recado: "Gonzalo se traicionaría a sí mismo. Uno no puede ir con los hinchas napolitanos y luego ir a ponerse la camiseta de su peor rival. Sería absurdo", amenazó el mandamás. La teleserie de Higuaín está recién comenzando.