Al igual que la estrella de Brasil otros jugadores han derramado líquido rojo en el terreno de juego.