La confesión de Maria Sharapova sobre su doping por Meldonium en el Abierto de Australia ya trajo consecuencias para la rusa.

Nike anunció que suspendió la relación contractual con la exnúmero uno del tenis mundial.

"Nos sorprenden y entristecen las noticias de Maria Sharapova. Mientras la investigación procede, hemos decidido cancelar el contrato con la tenista. Seguiremos monitoreando", relató la compañia estadounidense en un comunicado.

Pero Nike no fue el único patrocinador que se alejó. La empresa suiza de relojes, TAG Heuer, también indicó que no renovará el convenio con la rubia que expiró a finales de 2015.

Y la compañía alemana de automóviles, Porsche, aseguró que pospone cualquier tipo de actividad con "Masha" hasta "que no tengamos más detalles para analizar la situación".