James Rodríguez no empezó el 2016 de la mejor forma.

El futbolista colombiano fue detenido por la policía por manejar a exceso de velocidad cuando se dirigía al primer entrenamiento del año del Real Madrid.

El "10" del Madrid, que no mantiene una buena relación con el DT Rafa Benítez, confesó que no se detuvo hasta las instalaciones "merengues" por "temor a que se tratara de un secuestro".

De acuerdo a medios cafetaleros, las autoridades trataron de parar a James en dos ocasiones, debido a que conducía a más de 200 kilómetros por hora (124 millas por hora), pero el mediocampista no hizo caso de la advertancia hasta que arribó a Valdebebas.

Miren en la galería de fotos los números de James con la camiseta "10" del Real Madrid.