La directiva del Real Madrid busca que el "Comandante" sea el futbolista mejor pagado del mundo.