Michael Phelps una vez más es el centro de los reflectores en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El "Tiburón de Baltimore" ha sumado cuatro metales de oro en la primera justa veraniega que se celebra en América del Sur, con lo que su colección de medallas se ha incrementado a 26 medallas, de las cuales 22 son doradas, dos de plata y dos más de bronce.

Las felicitaciones no se han hecho esperar por parte de los fans de Phelps por los éxitos en las pruebas de 4X200 metros libres, 200 metros mariposa, 4X100 metros libres y 200 metros combinado individual.

Unas de las seguidoras más populares del nadador estadounidense es la modelo Bar Refaeli, quien escribió una sexy postal al máximo ganador de medallas olímpicas.

“Felicidades a este campeón. Tuve el placer de trabajar con él y merece ser felicitado también por haber sido padre hace tres meses”, escribió la modelo israelí en las redes sociales, donde recordó una sesión de fotos que hizo junto a Phelps previo a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Instagram

Foto:

Además de los enormes resultados de Phelps, en las tribunas su hijo Boomer le ha robado parte del protagonismo, con un carisma capaz de robar miradas.

El pequeño de tres meses se ha convertido en una estrella en cualquier lugar donde se presente, acompañado de su madre Nicole Michele Johnson.

Es más, el hijo del máximo ganador de medallas olímpicas de la historia y la Miss California 2010 tiene una cuenta oficial en Instagram, donde retratan sus momentos más curiosos.

Hasta el momento el pequeño suma más de 261 mil seguidores, miles de likes y cientos de comentarios en cada publicación que realizan de sus "aventuras".

Los seguidores del niño Boomer esperan que siga los pasos de su legendario padre, pues Michael comenzó a nadar desde muy pequeño, gracias a la influencia de sus hermanas Whitney y Hillary.
 
Las marcas de Phelps parecen de no creer, pero lo cierto es que el nadador es toda una leyenda olímpica; no por nada totaliza un 2% de todas las medallas de oro que tiene Estados Unidos.