Después de haber dirigido cuatro películas de la franquicia de "Rápido y Furioso", Justin Lin está acostumbrado a crear secuencias de acrobacias y acciones que desafían la gravedad. El director de 44 años, admite que viajar al espacio con "Star Trek Beyond" era la única manera de impulsar aún más las leyes de la física y desafiar el status quo de la diversidad.

Eres conocido por dirigir películas de acción de alto octanaje como "Rápido y Furioso". ¿Era la única manera de aumentar tus escenas de acción, yéndote al espacio con "Star Trek"?
–Bueno, ya sabes, las películas de "Rápido y Furioso" llegaron a un punto en el que estaban empujando las leyes de la física [risas] y creo que la única manera de avanzar era ir a "Star Trek", donde puedo empujar eso un poco más.

¿Por qué decidiste dejar la franquicia de "Rápido y Furioso"?
Para mí, siempre se trata de crecimiento y evolución. Vengo del mundo del cine independiente y me gusta construir una franquicia y una relación con el público. Y después de cuatro de ellos, sentí que era hora de seguir adelante y quería nuevos desafíos y hacer otras cosas. Entonces me llamaron para esto y lo sentí muy apropiado para mí personalmente, como parte de mi crecimiento.

Trekkies estarán observando de cerca para ver si estás siendo fiel a la historia de la serie. ¿ Tuviste cuidado de no descuartizar las expectativas de los verdaderos fans?
–Creo que es cuestión de respeto. Cuando empecé en "Rápido y Furioso" –y no soy un aficionado de los carros en absoluto– quería asegurarme de mostrarle el respecto a las personas que sí son amantes de los carros y tomé el mismo enfoque con "Star Trek". Siento que es importante entender por qué hay tanta pasión por la serie.

Has dicho que desde que eras niño siempre pensaste que el cuello de la USS Enterprise parecía vulnerable. ¿Era tu ambición cortarle la "garganta" por así decirlo?
–[Risas] Sí, yo tenía ocho años. Me encantaba la nave, pero no me daba cuenta de que no fue construida para la batalla. Fue construida para la exploración y esa idea ha estado en mi cabeza desde que tenía ocho años, así que fue genial lograr ver esa idea cobrar vida. Es extraño que tenga un largo cuello delgado.

Empiezas a reconstruir la USS Enterprise al final de la película. Estabas tratando evitarle demasiadas lágrimas a los fans después de su accidente?
–Quería reconstruir lo que era "Star Trek" y creo que lo hicimos de una manera muy literal. Sin embargo, en la investigación me di cuenta de que no había ningún verdadero modelo oficial. Así que quería tener la oportunidad de construir una para que pudieran ver la forma en que se crea y oficialmente tener algo por lo que la Enterprise pueda vivir en su conjunto.

Has estado hablando acerca de la diversidad en entrevistas recientes. ¿Crees que Hollywood está tomando en serio el problema o crees que, como has dicho anteriormente, la diversidad es todavía una "moda"?
–Sin duda es un tema complejo. Para mí, se trata de oportunidades. Como cineasta, cuando empecé, sólo querían que los actores caucásicos estuvieran en los papeles principales. Y como realizador, pensé, "¿Por qué hacemos esto?" Básicamente le estamos cerrando la puerta a un talento potencial, así que personalmente siempre he luchado por una convocatoria abierta. Porque incluso si no eliges a alguien, por lo menos tienes la interacción y les da la oportunidad porque éste es un largo viaje. En este momento es muy bueno que la gente esté recibiendo la oportunidad pero a veces, para mí, el discurso no realmente llega a la esencia de lo que se trata, que es la oportunidad.

¿Te sorprendió de que en incluso hoy en día la sexualidad de Hikaru Sulu causara tanto revuelo?
–No sé si quedé en estado de shock. Quedé un poco sorprendido de que en el mundo de "Star Trek" y en nuestro mundo esto siguiera siendo noticia. Para mí, no debería ser noticia. Es simplemente la vida y esa es la forma en que quería compartirlo con el público y la reacción me muestra y nos muestra dónde estamos como sociedad. Creo que lo que me gusta de "Star Trek" es el sentido de esperanza que entrega. Como seres humanos podemos ser bobos y podemos ser defectuoso. Tenemos nuestras diferencias y venimos de diferentes orígenes, pero cuando nos juntamos y somos inclusivos, estamos mejor y somos más innovadores, hacemos un mejor trabajo.

Justin Lin 

Justin Lin 

Getty Images

Foto: