Un terremoto de 6,4 grados en la escala abierta de Richter causó hasta el momento tres muertos y 140 heridos mientras que 148 personas están atrapadas entre los escombros de edificios derrumbados en Tainan, en el sur de Taiwán.

La mayoría de las víctimas y atrapados proceden de cinco edificios en la ciudad sureña de Tainan, entre ellos el edificio Wei Guan, de 17 plantas, en los que equipos de bomberos y militares siguen la búsqueda de personas.

Uno de los muertos es una niña de un año, mientras que al menos 140 personas han sido enviadas a hospitales cercanos, según fuentes hospitalarias y de los bomberos.

El panorama en Tainan es devastador, con edificios derrumbados, otros con una planta colapsada o inclinados, vehículos aplastados, fugas de gas e interrupción de la electricidad en la zona.

El Ministerio de Defensa ha movilizado a militares para participar en las operaciones de rescate y salvamento.

El tren de alta velocidad que une los dos extremos de la isla ha interrumpido sus servicios debido al terremoto, en un día en el que muchos taiwaneses residentes en el poblado norte viajan al sur para celebrar el Año Nuevo Lunar, que en esta ocasión es el próximo lunes, con sus familiares.

El seísmo de 6,4 grados de magnitud sacudió el sur de Taiwán a las 03.57 hora local (19.37 GMT del viernes), y derribó varios edificios en la ciudad de Tainan, según autoridades y testigos.

Muchos de los residentes en el centro y sur de Taiwán dijeron que los temblores les recordaron el fuerte terremoto de 7,3 grados que en 1999 causó más de 2.400 muertos.

Taiwán está situada en una zona tectónica, con frecuentes seísmos, y el ocurrido el 21 de septiembre de 1999 ha sido el más devastador que se recuerda

PUB/VJ