Malia y Sasha Obama ya no son las pequeñas que entraron a vivir a la Casa Blanca en 2008.

Las hijas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama y la primera dama Michelle Obama ya son dos adolescentes de 17 y 14 años respectivamente.

Durante su mandato, los Obama han revelado algunos secretos de la vida en familia, especialmente de sus hijas.

A continuación les mostramos cinco intimidades que los Obama han revelado de sus hijas Malia y Sasha:

1. Cómo Malia aprendió a conducir- El Servicio Secreto de Estados Unidos estuvo encargado de enseñarle a manejar a la hija mayor de Barack Obama. “Creo que le da un sentido de normalidad, como el resto de sus amigos que lo hacen", declaró Michelle Obama en el programa "Live! With Kelly and Michael".

2. No pueden ver televisión- En entrevista con la revista Essence, Barack Obama comentó que sus hijas tiene prohibido ver televisión durante la semana, esto con el propósito de que realicen sus labores escolares.

3. Tampoco tienen teléfono- Este año fueron incluidas en la lista de las adolescentes más influyentes de la revista Time. Ante esto, la primera dama manifestó en entrevista con Live With Kelly and Michael: “No sé por qué. No son influyentes, sólo viven aquí” (en la Casa Blanca). Michelle Obama agregó: " Siempre hemos tenido reglas, no pantallas durante la semana, no teléfonos. Ahora que Malia es más grande, ella es casi independiente porque quiero que esté preparada para la universidad cuando no voy a estar ahí. Ellas hacen sus cosas, se manejan bien”.

4. Son sarcásticas- En la misma entrevista en el programa Live With Kelly and Michael, Michelle Obama compartió que las adolescentes son algo sarcásticas y que esa característica la heredaron de ella. Mientras, en entrevista con la revista GQ, el presidente dijo que sus hijas: "Son inteligentes y divertidas. Se parecen a su madre y Michelle está haciendo un gran trabajo con ellas".

5. Comunicación con sus hijas- El presidente también ha confesado que Malia es más comunicativa con él, aunque mantiene los canales de comunicación para ambas adolescentes.

En la galería de fotos les mostramos el antes y después de la familia Obama.