Donald Trump ganó la elección presidencial al obtener más de los 270 votos necesarios. Hillary Clinton le llamó aceptando la derrota