La historia de esta iniciativa se remonta a 2002 en Nueva York, cuando un grupo de siete chicos decidieron improvisadamente quitarse los pantalones en el metro.

"No Pants Subway Ride" ha ido creciendo hasta convertirse en una celebración internacional. Más de 40 ciudades en el mundo se sumaron a esta iniciativa como Londres, Berlín, Pekín o Madrid, celebran el mismo día esta acción.

“No existe ningún tipo de reivindicación. Se trata de un ‘flashmob’ que se organiza a través de las redes sociales. Personas desconocidas se reúnen en un punto de encuentro para desarrollar la acción”, afirma Patricia Aragón, una de las organizadoras de "No Pants Subway Ride".

 

PUB/IAM