Aleksander Doba comenzó a remar desde la punta de Manhattan, luego de conceder entrevistas y posar para selfies con un centenar de curiosos.

Una celebridad en su tierra, Doba concitó la atención mundial cuando fue nombrado aventurero del año en 2015 por la revista National Geographic.

Entonces ya contaba con dos travesías del Atlántico en solitario en kayak en su palmarés.

La primera, de octubre de 2010 y febrero de 2011, la realizó entre los dos puntos más cercanos del océano, desde la capital de Senegal, Dakar, hasta la ciudad brasileña de Acaraú.

En la segunda, partió de Lisboa en octubre de 2013 y arribó a Florida en abril del año siguiente, enfrentando un tiempo tempestuoso.

Este domingo, se embarcó en la que calificó como la "más dura" travesía, de 6.000 kms, cruzando las heladas aguas del Atlántico Norte.

El kayak amarillo y blanco, de más de seis metros, al que llama "Olo", fue en gran parte diseñado por él.

 

PUB/IAM