Tras una semana de juicio, el miércoles se dará a conocer el veredicto por el doble crimen de las jóvenes argentinas María José Coni y Marina Menegazzo, ocurrido en febrero en la localidad de Montañita, Ecuador.
 
En la jornada previa, los acusados Aurelio Eduardo “El Rojo “ Rodríguez (39) y Alberto Segundo Mina Ponce (33), enfrentaron a la justicia y dieron a conocer su versión de los hechos, descartando ser responsables del crimen.

En su declaración, Mina Ponce negó ser autor del crimen, aunque admitió “haber colaborado y no haber avisado” sobre los homicidios de las jóvenes.

El sujeto relató que conoció a las jóvenes luego que le pidieran ayuda tras asegurar que habían sido asaltadas. mina Ponce se ofreció a llevarlas a su casa y regresó a su trabajo, como guardia de seguridad de la comuna.

Según su testimonio, el acusado volvió a su casa a descansar, cuando recibió un golpe en su cabeza y lo dejó tirado en el suelo. En ese minuto, agrega, divisó a  Coni y Menegazzo en el suelo.

Mina Ponce agregó que “El Chamo”, un narcotraficante local que fue investigado y que quedó desvinculado del caso, lo apuntó con un arma mientras terceros embalaban los cuerpos de las jóvenes asesinadas.

Por su parte, el otro inculpado relató que solicitó a Mina Ponce que ayudara a Marina y María José. “El Rojo”, agregó que entregó las llaves de su casa hasta donde las jóvenes y Mina Ponce se dirigieron en un taxi.

Según Rodríguez, él dejó la vivienda en un auto arrendado y fue Mina Ponce quien le confirmó al día siguiente que las jóvenes habían abandonado la vivienda.

Los sospechosos del crimen aprovecharon la instancia para pedir perdón a la familia a la espera del veredicto y la posterior condena, que según lo solicitado por la fiscalía, podría mantenerlos más de 20 años presos.  

PUB/NL