El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, condenó hoy la "espeluznante" matanza perpetrada esta madrugada por un hombre de origen afgano en un club homosexual de Orlando (Florida, EEUU) y que causó al menos 50 muertos y 53 heridos.

"Condeno inequívocamente el espeluznante ataque en Orlando, Florida. Nada puede justificar el asesinato de civiles", manifestó el presidente afgano en su cuenta de Twitter.

Gani, que no se pronunció sobre el supuesto origen afgano del tirador, identificado como Omar Mateen, de nacionalidad estadounidense, trasladó su "solidaridad" a las familias de las víctimas y a la población y el Gobierno de Estados Unidos.

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar indiscriminadamente.

El tiroteo, que empezó en torno a las 02:00 hora local (06:00 GMT), está siendo investigado como un acto de terrorismo.

PUB/FR