Todos, alguna vez en nuestra vida, hemos soñado con tocar el solo de guitarra de nuestra canción favorita y que el público se vuelva loco y nos ovacione. En nuestra mente es fácil, pero llevarlo a la realidad implica tiempo y entrenamiento con la guitarra, además de talento musical. Por eso es que nos conformamos haciendo la mímica, como si tocáramos una guitarra imaginaria. Lo máximo.

Pero en la ciudad de Oulu, en Finlandia, cada año se realiza el concurso anual de guitarristas imaginarios, en el que los más virtuosos guitarristas con el instrumento invisible cautivan al público con sus habilidades. El estadounidense Matt "Airstotle" Burns ha sido nombrado el ganador del mundial este año, gracias a su virtuosismo imaginario.

Burns tuvo 60 segundos para enloquecer a la masa sedienta de rock. Y lo logró.

PUB/FHA