Doce personas fueron detenidas anoche en una nueva operación antiterrorista en Bélgica, al ser sospechosas de querer cometer uno o varios atentados en el país, informó hoy la cadena Rtbf.

La operación se desarrolló principalmente en la región de Bruselas, pero también hubo registros en las regiones de Valonia y Flandes, en un total de 16 localidades belgas.

Cuarenta personas fueron arrestadas en un primer momento, pero solo 12 de ellas permanecen detenidas y hasta 152 garajes fueron registrados, precisó la Fiscalía federal de Bélgica en un comunicado.

Un juez de instrucción decidirá en las próximas horas si pone todas ellas bajo mandado de arresto.

La Fiscalía dijo no poder revelar la identidad de las personas detenidas y se limitó a decir que la operación se llevó a cabo en el marco de una investigación por terrorismo.

Sí aclaró que no se encontraron armas ni explosivos durante los registros.

Esta operación parece que no está relacionada con el hecho de que cuatro ministros del gobierno belga hayan tenido que ser puestos bajo vigilancia reforzada por amenazas, entre ellos el actual prime ministro, Charles Michel.

En paralelo, anoche la Fiscalía federal informó de la detención de un nuevo sospechoso en relación con los atentados de Bruselas, que en principio tampoco guardaría relación con esta nueva operación.

Estas detenciones se producen después de que en los últimos días se filtrase a los medios una nota interna de la policía que alertaba a sus agentes del "riesgo inminente" de un atentado en el país.

 

PUB/IAM