Doce personas murieron este miércoles en un atentado suicida contra una mezquita del norte de Camerún, una región que suele ser blanco de ataques de los islamistas nigerianos de Boko Haram, informaron fuentes de seguridad .

El atentado iba dirigido contra la mezquita de la aldea de Kouyape, cerca de la frontera con Nigeria, declaró a AFP una fuente de seguridad de la región.

"Once fieles murieron en el lugar y otro en el hospital como consecuencia de sus heridas", añadió. Una fuente cercana a los servicios de seguridad informó de "13 muertos (incluido el kamikaze)".

Los fieles musulmanes de Kouyape estaban congregados en la pequeña mezquita del pueblo cuando un suicida se infiltró y "detonó su carga explosiva en plena oración de las 5H30" (04H30 GMT), precisó una fuente de seguridad.

"El kamikaze rezó con otros fieles" antes de hacerse estallar, añadió. Según la fuente, el imán de la mezquita figura entre las víctimas.

El martes por la noche, otras dos personas murieron en esta localidad en un ataque atribuido a Boko Haram, que juró lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Durante años Camerún dejó pasar a los combatientes de Boko Haram, que utilizaban la región como retaguardia y lugar de abastecimiento, pero desde hace un tiempo reforzó la presencia militar en la frontera nigeriana como parte de una coalición militar regional contra los islamistas.

 

PUB/IAM