Al menos 30 muertos dejó el jueves un motín en un cárcel de Monterrey, informó la prensa local, un día antes de la visita del papa Francisco a México.

La policía antimotines y ambulancias se desplegaron en la cárcel Topo Chico, de cuyas instalaciones salía humo. La cadena Televisa informó de 30 muertos, mientras Milenio TV daba cuenta de 50 fallecidos, entre reos y guardias.

Antonio Argüello, titular de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública, dijo a la AFP que el motín se registró pasada la medianoche y quedó controlado poco menos de dos horas después.

Agregó que se está haciendo el conteo de reos y no pudo precisar el número de fallecidos.

Los diarios Milenio y Reforma indicaron que el motín fue producto de un intento de fuga.

Desesperados familiares de los reclusos se apostaron a fuera del penal ante los primeros reportes del motín, y arrojaban piedras contra la policía de la cárcel en protesta por la falta de información y en demanda de que se les abrieran las puertas para entrar.

El papa Francisco inicia el viernes una visita a México durante la cual visitará una cárcel de la Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos.

 

PUB/IAM