Al menos 80 personas murieron, 37 de ellas civiles, en bombardeos aéreos y combates en Yemen, en las últimas 24 horas, en medio de persistentes bloqueos en el avance de las negociaciones de paz auspiciadas por la ONU.

Estos 80 muertos se añaden a las 42 personas que fallecieron el lunes en una serie de atentados contra objetivos militares en Mukalla, un antiguo feudo de Al Qaeda en el sureste del país. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó los atentados.

La situación militar se deterioró de forma drástica desde la semana pasada, al mismo tiempo que las negociaciones que se llevan a cabo desde el 21 de abril en Kuwait entre el gobierno yemenita y los rebeldes chiitas hutíes serán suspendidas la próxima semana por el Aid el Fitr, la celebración que marca el final del ramadán, el mes de ayuno musulmán.

En visita a Kuwait el domingo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, hizo un llamamiento a los bandos implicados en el conflicto para que trabajen con su emisario en Yemen con el objetivo de "acordar una hoja de ruta de principios y alcanzar rápidamente un acuerdo global" para poner fin a 15 meses de guerra.

La coalición liderada por Arabia Saudita opera en Yemen desde marzo de 2015, como apoyo a las fuerzas gubernamentales. Estados Unidos lleva a cabo una campaña con drones contra los yihadistas de Al Qaeda, sobre todo en el sur y el sureste de Yemen.

ONGs piden salida de Arabia Saudí del Consejo de DDHH de la ONU
Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) llamaron hoy a los países de la ONU a suspender la participación de Arabia Saudí en el Consejo de Derechos Humanos en respuesta a las "violaciones graves y sistemáticas" que ha cometido tanto en Yemen como en su propio territorio.

 

En una carta, las dos organizaciones pro derechos humanos instaron a la Asamblea General de Naciones Unidas a actuar y excluir al país de ese órgano hasta que detenga los ataques ilegales en Yemen y se lleven a cabo investigaciones creíbles.

"Arabia Saudí ha acumulado un historial lamentable de violaciones en Yemen mientras es miembro del Consejo de Derechos Humanos y ha dañado la credibilidad del órgano con sus tácticas intimidatorias para evitar rendir cuentas", señaló el subdirector de Defensa Global de HRW, Philippe Bolopion.

Para suspender a un miembro del Consejo de Derechos Humanos son necesarios los votos de dos tercios de los Estados miembros de la Asamblea.

El único precedente de esta medida fue la suspensión en 2011 de Libia, en plena guerra en ese país.

PUB/FHA