Al Qaida se apoderó este miércoles de la ciudad de Jaar, controlada por las fuerzas progubernamentales, en el sur de Yemen después de unos combates que causaron al menos siete muertos, informaron fuentes de seguridad.

La toma de esta ciudad en la provincia de Abyane proporciona a los yihadistas una línea de abastecimiento entre las ciudades de Mukalla y Adén, afirmó una fuente militar a la AFP.

La batalla por Jaar se cobró la vida de cuatro miembros de las fuerzas progubernamentales y de cuatro combatientes de Al Qaida, según fuentes de seguridad. Este miércoles, los combates continuaban en la periferia de la ciudad.

Al Qaida en la Península Arábiga (Aqpa) está muy asentada en el sureste del país, devastado desde marzo de 2015 por una guerra entre el Gobierno, apoyado por una coalición árabe, y los rebeldes chiitas hutíes, que conquistaron zonas extensas de territorio, incluida la capital, Saná.

Aprovechando la guerra y el avance de los hutíes en el norte y el sur de Yemen en 2014, Aqpa se apoderó en abril de Mukalla, capital de la provincia de Hadramut.

Las fuerzas progubernamentales intentan, por su parte, blindar las regiones reconquistadas a los rebeldes, como Abyane y Adén, declarada capital "provisional" del país y donde cada día se ve a más simpatizantes de Al Qaida.

Aqpa ya había controlado Jaar durante un año, antes de ser expulsada por una ofensiva del ejército en junio de 2012.

Estados Unidos considera a Aqpa el brazo más peligroso de la nebulosa de Al Qaida y atacó este año desde drones a miembros de la red extremista en Yemen, matando en junio a su jefe, Naser Al Wahishi, que también era el número dos de Al Qaida a nivel mundial.

 

PUB/IA