Más de 50.000 hombres homosexuales serán indemnizados y rehabilitados tras haber sido perseguidos y condenados por su orientación sexual en Alemania entre 1949 y 1994 según informó la oficina contra la descrimiación del Gobierno alemán (ADS).

«La legislación no puede seguir contemplando esta injusticia», reivindicó la directora de la ADS, Christine Lüders, que denunció que el colectivo homosexual «aún debía soportar que aquellas sentencias y juicios emitidos en su contra no hubieran sido revocados». Hasta el año 1994 las relaciones homosexuales entre hombres estaban prohibidas en Alemania en virtud de un artículo introducido durante el nazismo en 1935.

Las cifras gubernamentales recogen que cerca de 50.000 hombres homosexuales fueron condenados y encarcelados entre 1949 y 1969 -fecha en la que se relajó la legislación-, y en el periodo 1969-1994 unos 3.500. Como explicó Lüders en rueda de prensa, se dio el caso de «hombres liberados de los campos de concentración nazi que fueron posteriormente juzgados y encarcelados» por su condición sexual, además de remarcar el «clima social hostil» que soportaron en este periodo posterior a la II Guerra Mundial.

En la República Democrática Alemana (RDA) la persecución de las relaciones homosexuales entre hombres fue abolida en 1968 y se llevó a cabo una rehabilitación legal, pero en la República Federal de Alemania, a pesar de su descriminalización en los años 70, no se había emitido una rehabilitación oficial. El Parlamento alemán expresó en el año 2000 su «condena moral» y la Cámara Alta acordó en 2015 comenzar las tramitaciones para llevar a cabo una rehabilitación e indemnización monetaria.

«El artículo 175 fue una vergonzosa excepción en la historia del derecho alemán», dijo Lüders, quien emplazó a los políticos de todos los partidos para que valoren estas indemnizaciones «objetivamente». Las autoridades alemanas no contemplan «por el momento» una rehabilitación individual puesto que lo consideran «poco practicable por el dolor, la vergüenza y la estigmatización» que sufrió el colectivo homosexual, que padeció «en muchos casos la pérdida de su puesto de trabajo, vivienda y marginación social», explicaron desde la ADS.

La Federación de Lesbianas y Gays en Alemania (Lsvd) aplaudió esta rehabilitación legal y pidió que se hagan realidad las indemnizaciones esta legislatura, puesto que «el tiempo apremia» para muchos de los homosexuales perseguidos y condenados.

 

PUB/IAM