Una mujer de 41 años apareció muerta en un hotel de Fráncfort (oeste de Alemania), con el cuerpo cubierto de hematomas y señales de haber sido sometida a un ritual de exorcismo, informaron este miércoles fuentes de la policía.

Cinco personas han sido detenidas bajo sospecha de haber participado en el acto, en el cual la víctima fue mantenida durante horas atada a la cama, mientras era golpeada hasta que murió por asfixia, ya que le taparon la boca con una toalla para amortiguar sus gritos.

Los detenidos son una mujer de 44 años, su hijo de 21 años y su hija de 10, así como dos adolescentes de 15 años, uno de ellos hijo de la víctima. Los sospechosos consideraban que la mujer estaba poseída por el diablo

La víctima recibió fuertes golpes en la barriga y el pecho, hasta que finalmente murió por falta de aire. El ritual tuvo lugar el pasado sábado y la fiscalía investiga si se trató de un acto consentido. Los cinco detenidos se encuentran en prisión preventiva y, según las fuentes policiales, la mujer de 44 años integrante del grupo ha afirmado que se trató de un ritual exorcista, aunque hasta ahora no han precisado a qué religión o secta pertenecen.

 

PUB/IA