Las autoridades egipcias realizarán hoy un nuevo análisis con radar de la tumba de Tutankamón para asegurarse "al cien por cien" de que esconde cámaras ocultas, tal y como confirmó el jefe del departamento de Antigüedades de la ciudad de Luxor, donde se ubica el sepulcro del faraón.

Mustafa Waziri explicó que un equipo de expertos del Ministerio de Antigüedades, egiptólogos y técnicos, inspeccionarán la tumba para comprobar qué se esconde detrás de las paredes norte y oeste de la cámara funeraria.

Según apuntaron unos estudio llevados a cabo por un equipo japonés el pasado noviembre por el experto Hirokatsu Watanabe, detrás de las paredes de la tumba donde descansan los restos del faraón niño podría haber dos estancias o huecos.

Waziri señaló que el análisis de hoy es más preciso y mostrará el grosor de los muros, así como los metros cuadrados de los espacios que detectaron los expertos japoneses.

El responsable explicó que los resultados de ese primer escaneado "son buenos, pero no suficientes", por lo que según él, hay que comprobarlos "porque es una cuestión muy delicada".

"Tenemos que estar seguros al cien por cien antes de anunciar los resultados, tenemos que tener mucho cuidado porque estamos hablando de Tutankamón", remachó.

El ministro egipcio de Antigüedades, Jaled al Anany, tiene previsto anunciar mañana los resultados de este nuevo análisis y se espera que confirme la existencia de esas cámaras, sobre las que su antecesor en el cargo, Mamduh al Damati, se mostró convencido al 90 por ciento.

El recién nombrado titular visita hoy los monumentos y sitios arqueológicos de Luxor para familiarizarse con ellos, una semana después de asumir el cargo, y estará presente en el escaneado de la tumba del "faraón niño", que dará comienzo a las 17.00 hora local.

Aún así, Waziri no descartó que mañana las autoridades no dispongan aún de resultados concluyentes y que sea necesario realizar más análisis en los próximos días y semanas.

Al mismo tiempo, el arqueólogo jefe de la ciudad monumental de Luxor se mostró ilusionado en torno a la posibilidad de que haya algo más en la tumba de Tutankamón, además del sarcófago y tesoro descubiertos en 1922 por el británico Howard Carter.

"Nunca se ha descubierto nada con un radar en arqueología, siempre los descubrimientos se han basado en evidencias y esta sería la primera vez, por ello también sería muy destacado", añadió Waziri.

Asimismo, apoyó la hipótesis del egiptólogo británico Nicholas Revees, que cree que detrás del muro norte de la tumba de Tutankamón hay una cámara funeraria en la que estaría enterrada su madrastra, la reina Nefertiti.

PUB/FHA