El año pasado un gata llamada Duchess sobrevivió de milagro luego que fuera atropellada en Texas Estados Unidos.

Lamentablemente, quedó con la mandibula fracturada, por lo que no podía abrir la boca, ni masticar.

Duquesa fue llevada al hospital Adobe Animal Hospital and Clinic momentos después del accidente,que ocurrió en Octubre de 2015.

Según reporta el portal “The Dodo”, algunos de los médicos recomendaban la eutanasia. Sin embargo, el doctor Meyer decidió tomar la oportunidad e intentar reparar su mandíbula, declaró Crystal Tate, dueña de la gatita.

Después de que su mandíbula fue ajustada, Duchess tuvo que permanecer en la clínica durante un mes para recuperarse.

De acuerdo con Tate, sus oportunidades de supervivencia eran escasas y tenía que comer a través de un tubo y tomar muchos medicamentos.

Cuando por fin reaccionó y pudo sonreí,r  fue que Tate, una empleada de hospital decidió adoptarla.

Ahora Duchess tiene una familia, pero sus problemas de salud todavía no han acabado. Por ello Tate está recolectando  dinero para el futuro tratamiento de la felina.