Apple rechazó como "peligrosa" una orden judicial para que cree una herramienta que permita al FBI desbloquear el iPhone que fue utilizado por uno de los atacantes de San Bernardino, incidente que dejó 14 muertos.

La jueza Sheri Pym ordenó el martes a Apple proporcionar "asistencia técnica razonable" al FBI, tras varios infructuosos intentos de las autoridades por desbloquear el iPhone 5C.

Las autoridades habían presentado una moción para pedir ayuda a Apple luego de que el FBI no lograra romper el código del aparato que utilizaba uno de los responsables del ataque de San Bernardino, California, de comienzos de diciembre.

Syed Farook, ciudadano estadounidense, y su esposa paquistaní Tashfeen Malik, mataron a 14 personas en el ataque contra una fiesta navideña del gobierno municiapal de San Bernardino antes de ser ultimados por la policía.

El iPhone en cuestión era propiedad del Departamento de Salud Pública de San Bernardino, en el que trabajaba Farook.

Apple dijo que luchará contra la orden judicial, en el último intercambio de un creciente debate sobre la pertinencia de que los fabricantes de aparatos electrónicos permitan a las autoridades acceder a los contenidos de esos dispositivos.

"El gobierno de Estados Unidos ha reclamado a Apple acciones sin precedentes que amenazan la seguridad de nuestros clientes", dijo Tim Cook, director ejecutivo de la compañía, en un comunicado.

"Nos oponemos a esta orden, que tiene implicaciones mucho más allá de este caso judicial concreto", agregó en el texto publicado en el sitio web de Apple.

Cook estimó que era demasiado riesgoso proporcionar el software solicitado porque podría permitir desbloquear cualquier iPhone, planteando serias preocupaciones sobre violaciones a la privacidad.

"El gobierno estadounidense nos ha solicitado algo que simplemente no tenemos, y que consideramos demasiado peligroso. Nos han pedido que creemos una puerta de entrada al iPhone", indicó Apple.

"En las manos equivocadas, este software -que hoy no existe- tendría el potencial de desbloquear cualquier iPhone", agregó.

"Pese a que el gobierno afirma que su uso estará limitado a este caso, no hay forma de garantizarlo", indicó Cook, quien agregó que hasta el momento Apple ha colaborado con el FBI.

Pym ordenó a Apple proporcionar un software para solo ser utilizado en el dispositivo de marras, o cualquier otra herramienta tecnológica que permita acceder al aparato.

Pero Apple dijo que es imposible crear una herramienta para ser utilizada una sola vez en un solo iPhone. "Sería como una llave maestra, capaz de abrir cientos de millones de cerraduras (...). Nadie en su sano juicio lo consideraría aceptable", dijo la compañía.

 

PUB/IAM