La crecida de los principales ríos del noreste argentino, que ha provocado dos muertos y 20.000 evacuados, se ha estabilizado en las últimas horas por el cese de las precipitaciones, lo que ha evitado nuevas evacuaciones, informaron hoy fuentes oficiales.

"La altura del río Uruguay en el puerto de Concordia es esta mañana de 15,86 metros, permanece estable y no varió, por lo que no hubo necesidad de realizar nuevas evacuaciones" dijo a medios locales un portavoz de Defensa Civil de esta ciudad, situada en la provincia de Entre Ríos.

Concordia es la localidad argentina más afectada por las inundaciones, con un cuarto de sus calles cubiertas por el agua y más de 10.000 personas desplazadas de sus hogares.

El Gobierno constituyó en esta ciudad un comité de crisis, que hoy será encabezado por el presidente, Mauricio Macri, para conocer de primera mano la situación.

El jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, aseguró este sábado que se trata de una de las crecidas "más complicadas de la historia" en Concordia, con los registros más altos en cinco décadas.

El cese de las lluvias ha estabilizado también el caudal de las aguas en Corrientes, Chaco, Formosa y Santa Fe, las otras cuatro provincias afectadas, que suman en total otros 10.000 evacuados y autoevacuados.

Las autoridades advierten que la retirada de las aguas será lenta y dará paso a la etapa más compleja de la emergencia que atraviesa el noreste del país.

PUB/JLM