Un juez de Argentina ordenó hoy que se levante el secreto fiscal sobre información relativa a la ex presidenta Cristina Fernández (2007-2015) y su familia, en el marco de una causa que investiga presuntas operaciones de lavado de dinero.

Según informó la agencia estatal de noticias Télam, la medida fue adoptada por el juez Julián Ercolini a solicitud de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, que pretenden acceder a declaraciones juradas y otros datos del período 2008-2015 que posee el Fisco argentino sobre Fernández y sus dos hijos, Máximo y Florencia Kirchner.

El juez requirió los datos a la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), que en un plazo de cinco días deberá remitir la información a la Fiscalía.

En su resolución, Ercolini alegó que esa información permitirá "desenmascarar el entramado societario sobre el que se cimenta la maniobra ilícita investigada".

El levantamiento del secreto fiscal también afecta a información del fallecido ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), de otros miembros del entorno de los ex mandatarios, de empresarios y de varias sociedades bajo investigación.

Ercolini lleva adelante una causa que investiga si hubo presuntas maniobras de lavado de dinero a través de alquileres de habitaciones que habrían pagado empresarios en hoteles administrados por la familia Kirchner y que nunca se habrían ocupado.

Pollicita y Mahiques han solicitado acceder a información fiscal de unas cuarenta personas y de una veintena de sociedades, entre ellas Hotesur, la firma administradora de hoteles de la que Cristina Fernández es accionista y que es eje de otra investigación judicial por presuntas irregularidades administrativas.

Los fiscales pidieron además el levantamiento del secreto fiscal sobre datos de empresarios cercanos al kirchnerismo, como Lázaro Báez, detenido en otra causa por presunto lavado de dinero.

 

PUB/IAM