El Comité Nacional del Partido Demócrata pidió este lunes "sinceras disculpas" al senador Bernie Sanders por comentarios sobre su campaña en correos cuya divulgación provocó un espectacular escándalo y dejó en evidencia las divisiones internas.

El partido, señaló el Comité en una nota oficial, "no tolera ni tolerará lenguaje irrespetuoso hacia nuestros candidatos". El escándalo forzó la renuncia de la presidenta del partido, Debbie Wasserman Schultz, en la víspera de la convención nacional para formalizar la candidatura de Hillary Clinton.

El viernes, cuando el partido se preparaba para una convención nacional con la marca de la unidad, la divulgación de casi 20.000 correos privados de dirigentes del partido mostraron cómo beneficiaron claramente la campaña de Clinton y hasta discutieron formas de perjudicar a Sanders.

La presidenta interina del partido, Donna Brazile, había dicho el domingo a la prensa que "más correos" saldrán a la luz y seguramente habrá en ellos "muchas cosas de las que tendremos que pedir disculpas".

Sin embargo, este lunes Sanders se reunió con los más de 1.000 delegados que posee en la convención nacional y les explicó que era necesario apoyar a Clinton para impedir la victoria del polémico millonario Donald Trump, candidato por el Partido Republicano.

"En nombre de todos los integrantes de Comité Nacional, queremos presentar nuestro profundo y sincero pedido de disculpas al senador Sanders, a sus seguidores y a todo el Partido Demócrata, por los imperdonables comentarios hechos en correos electrónicos", apunta la nota oficial, firmada, entre otros, por la presidenta interina Donna Brazile.

De acuerdo con esa nota, el Comité Nacional "está adoptando medidas para garantizar que esto nunca más ocurra".

 

PUB/IAM